Asesoramiento y acompañamiento en la crianza y educación de los hijos.

Se brinda asesoramiento a los padres basadas en la crianza con apego y en la disciplina positiva.

Se asesora sobre los primeros aprendizajes otorgando una serie de pautas e informaciones respecto a los aspectos evolutivos, madurativos, sociales y espirituales que favorezcan el vínculo familiar y el desarrollo integral de los hijos.

leer más

Abordaje psicopedagógico integral del niño y su familia.

Se acompaña al niño desde el sufrimiento por sus dificultades de aprendizaje

leer más

Supervisiones de casos clínicos psicopedagógicos con modalidad presencial (Mar del Plata) o a distancia (vía email)

Modalidad presencial:  Se acuerda un encuentro para supervisar el caso (Mar del Plata)

leer más

Asesoramiento,formación e información sobre pedagogías alternativas.

Se brinda asesoramiento, información y formación  acerca de las pedagogías alternativas.

leer más 

Supervisiones y orientaciones para integraciones escolares y para Acompañantes Terapéuticos

-Se brinda asesoramiento y orientación de integraciones escolares.

leer más

SUPERVISIONES GRUPALES CON MODALIDAD VIRTUAL

Ofrecemos un espacio virtual para profesionales de la psicopedagogía y/o psicología que desempeñen su función en el ámbito clínico y/o educativo.

Cada profesional ofrece un caso que quiera consultar con todos los colegas que participan de dicho campo virtual.

Cada uno de los profesionales puede realizar consultas o plasmar inquietudes respecto al caso o situación que presenta.

leer más

Por qué mi hijo me hace esto?", se desentiende Florencia cuando se entera que su amado hijito de 6 años se porta mal en la escuela. "Voy ya mismo a quejarme con la maestra", insiste la mujer cuando le llega el boletín. Y este es apenas un ejemplo. ¿Cuánto ha cambiado la relación de los padres con la escuela? ¿Cuáles son los retratos, las distintas máscaras de este asunto en este nuevo milenio?


"Cambió y mucho el modo de vincularse", asegura la psicopedagoga Marisa Aisemberg, que tiene casi 40 años de experiencia. " Tanto los que envían a sus hijos a una escuela pública como a una privada, piden que alguien se haga cargo de ellos. La familia deposita en la escuela sus ideales, espera soluciones mágicas que luego no aparecen. Y es allí donde el derrumbe de esos ideales se transforma en frustración y enojo. Encontramos padres que denigran a la escuela y a su personal docente, llegando a situaciones de maltrato y violencia física y verbal".

Falta de tiempo, de espacio, de ganas, de plata... la lista de lamentos es larga por parte de los adultos. Mientras, los chicos, en el medio... escuchando, observando, tomando nota.

"En muchos casos, hay una enorme infantilización de los adultos. Y cuando esto ocurre, queda vacante su lugar, entonces son los chicos los que terminan tomando las decisiones: si tienen que estudiar o no, algunos van al almacén a hacer las compras y se preparan la comida solos. Y hay padres que ni miran los cuadernos de su hijos", describe el panorama Aisemberg.

La escuela no está exenta de la creciente exigencia del mundo actual. ¿Por qué debería estarlo? Los maestros no solo tienen que ejercer sus funciones básicas como educadores, sino que cada vez más tienen que calmar a padres, niños y a ellos mismos incluso, asustados por las pestes. Colegios que cierran por temor a la Gripe A , padres que deciden ni enviar a sus hijos a la escuela: "mejor burros que enfermos", diría algún chistoso. La olla hierve. Y mejor que los estornudos estén lejos.

"La función de los padres es hacerse cargo a cada instante, tienen que tener la mirada en el crecimiento... pero no siempre están dispuestos. A veces, se sienten ellos mismos hijos abandonados por la sociedad, por el Estado. ¿Resultado? Los chicos se las arreglan como pueden, quedando a merced de la tele y la computadora. Y después surgen los problemas de aprendizaje, de alimentación, de atención, las drogas", esgrime Aisemberg.

Ruidos

El silencio no parece acompañar la concentración que el estudio o la tarea de cada día requiere. Muchos chicos, aseguran en las escuelas, estudian chateando, con la tele prendida y mandando mensajitos a través del celular. Todo junto. ¿Y los padres? Lejos, lejos... en otra dimensión.

Es moneda corriente en el reino del revés que los padres le tengan miedo a sus hijos. Aisemberg es tajante: "Hoy es clarísimo que en la casa mandan los niños. Tienen un poder que los llena de desasosiego, porque no está quien los cuida para poder descansar y disfrutar de su infancia ".

Modelo para armar

No hay duda de que la escuela y los padres deben trabajar juntos en pos de poner las cosas en su lugar. Se trata, sin duda, de un volver a empezar, a pesar del bombardeo cotidiano al que se ven expuestos padres y maestros.

Una historia bien distinta es la que ocurre en la escuela 13, distrito escolar 9, del barrio de Colegiales. Es la escuela primaria pública que dirige desde 1993 Ricardo Sobrón y la vicedirectora Nora Jaureguy Berry. Allí los chicos tienen espacio para decir, para escuchar y para correr. Y no se trata de metáforas. No. Se trata de una escuela modelo, como pocas. "Los padres respaldan cuando hay trabajo, cuando ven que se ocupan de sus hijos", sintetiza Sobrón.

En sus 16 años de gestión Sobrón y Jaureguy Berry pueden dar cuenta de cómo fue cambiando la participación de los padres, la actitud de los alumnos y el modo de relacionarse de los maestros.

"Invitamos a los padres simplemente a formar parte, a que se sumen y aporten ideas y proyectos. Ese fue el click", cuenta Sobrón.

"Acá les explicamos que la escuela la hacemos todos. Y los padres se entusiasman. Eso ocurre porque sienten que la escuela no los expulsa, que los incluye", se entusiasma Jaureguy, mientras entra un nene de cuarto grado a pedir hielo para un golpe que se dio en el recreo.

En general se espera que la escuela funcione como el segundo hogar, la "segunda madre". Lo cierto es que la escuela primaria es donde se prepara a los niños para la sociedad. Un lugar donde formarlos, más que informarlos.

"Intentamos que los chicos desarrollen sus problemas. Lo primero que les decimos es 'hacéte cargo. Si tiraste la pelota afuera, hacéte cargo'", ejemplifica Jaureguy. Y Sobrón agrega: "Y los padres acompañan. Muchas veces nos ocurre que algunos papás no entienden las nuevas metodologías de trabajo y exigen que hagamos con sus hijos lo que hicieron con ellos. Pero acá hacemos que el maestro baje del pedestal para entender a los niños. Cuando yo era chico- cuenta-, el maestro se subía a una tarima para enseñar. Acá, en cambio, el profesor se sienta atrás de todo para acompañar, para protegerlos en su aprendizaje. Les enseñamos a no ser violentos, a ser respetuosos y los formamos como futuros ciudadanos críticos, que sepan defenderse a través de la palabra, que sepan investigar, leer e interpretar. Les enseñamos a no ser ovejas".

fuente: Diario Clarín
http://www.clarin.com/suplementos/mujer/2009/06/20/m-01941882.htm

ÁREA PSICOPEDAGÓGICA OFRECE NUEVOS SERVICIOS:

  • Abordaje psicopedagógico integral del niño y su familia 
  • Asesoramiento, formación e información sobre pedagogías alternativas
  • Asesoramiento y acompañamiento en la crianza y educación de los hijos
  • Supervisiones  grupales con modalidad  virtual
  • Supervisiones de casos clínicos psicopedagógicos con modalidad presencial (Mar del Plata) o a distancia (vía email)
  • Supervisiones y orientaciones para integraciones escolares y para Acompañantes Terapéuticos 

Información en: coordinacion@areapsicopedagogica.com.ar

Estamos en Facebook como AREA PSICOPEDAGOGICA

Gracias a todos por apoyar nuestra iniciativa y querer ser parte de este emprendimiento!!! Área Psicopedagógica los saluda deseando que este espacio sea de utilidad para todos y que podamos seguir aprendiendo y amando la profesión que hemos elegido!!!

  

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top